5 cosas que aprendí en el viaje por Sudamérica

Hace tres años yo vivía en Moscú y trabajaba en una oficina. Un día me cansé tanto de mi vida rutinaria que compré un boleto solo de ida y me fui a Colombia. Sudamérica me aceptó, como una gran madre, me cobijó bajo su ala y me dio muchas enseñanzas.

Viajar sola

Siempre pensé, que hay que viajar con amigos o con un novio. – Ir a algún lugar sola, peor a un país desconocido, no muy seguro y con poco dinero?.. ¡Dios, que miedo!

“Como? Si yo me ahogo en un vaso de agua, constantemente necesito apoyo y que alguien me cuide” – pensé.

“Como? Si yo necesito compartir siempre con alguien, hablar para no aburrirme” – pensé. Tenía tantos pensamientos negativos, tantos miedos que ustedes ni se imaginan!

Y todo lo que pensaba realmente tiene un grano de verdad: viajar solo es un poco más peligroso, a veces es solitario o triste. Pero por el otro lado, es absolutamente genial.

En el desierto de Atacama (Valle de la Luna), Chile, febrero 2018.
  • No dependes de nadie y solo haces lo quieres.
  • Empiezas a entender la escala de lo que realmente eres capaz. Y si te digo la verdad, si tú puedes ir a algún lugar solo, entonces eres capaz de mucho!
  • Pasas tiempo a solas contigo mismo y comienzas a comprenderte mejor y a analizar todo lo que sucede en tu vida.
  • De hecho, un viaje solo puede ser mucho más interesante y divertido que con un novio o novia: cuando estás solo, conoces a mucha más gente interesante y positiva.

Muchas personas que he conocido en los viajes me marcaron la vida.

Couchsurfing

Couchsurfing no es solamente la aplicación para quedarse gratis un par de noches en algún lugar, también es una herramienta eficaz para conocer personas chéveres que tienen contigo intereses en común. En muchas ocasiones la gente no usa couchsurfing para quedarse en casas de los anfitriones, si no para encontrar a otros viajeros o lugareños que quieren mostrar la ciudad, caminar, participar en algún evento o ir a algún lado juntos.

Viaje con Albert, la vista desde el Peñol y flores en Guatapé, abril 2017.

Tuve una experiencia completamente maravillosa de ir en una moto desde Medellín a Guatapé con un compañero perfecto, Albert Hernández, a quien conocí a través del couchsurfing. Albert tenía su pequeño gimnasio, era un adepto activo de un estilo de vida saludable y un gran amante de buenas motos. Cruzó toda América de norte a sur en una moto y estuvo a punto de ir a Europa y Rusia. Pasamos todo el día viajando en su moto y conversando, caminamos mucho en Guatapé, comimos una deliciosa bandeja paisa, ascendí al famoso Peñol (una enorme roca que se alza en medio de una llanura inundada).

Unos meses después de nuestro encuentro, Albert murió en un accidente de tránsito. Me dolió cuando recibí esta noticia (el peor miedo es cuando se van las personas lindas y/o cercanas que conoces), pero la alegría de haber conocido a una persona tan maravillosa es mucho más que el dolor de su partida. Me alegra haber logrado conocerlo y aprender algo nuevo de él. Me hizo pensar mucho en la vida y me dio más perspectiva.

Caminata al Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil, mayo 2018.

En Brasil a través del couchsurfing me encontré con un chico italiano que se convirtió en un gran compañero de caminatas, por ejemplo fuimos juntos hasta la estatua del Cristo Redentor (la mayoría de la gente llega allí en buses o en un teleférico (caro y aburrido) – nosotros fuimos caminando), en otra ocasión conocí a una gran amiga y a toda su familia con quienes subimos el cerro de Dos Hermanos (más adelante les cuento los detalles).

De estas historias hay muchas. Las personas locales te pueden mostrar lugares inexplorados que no podrás conocer de otra forma (debido a la ignorancia o por problemas de seguridad).

Autostop

Inicialmente la idea de viajar a dedo me causó confusión y rechazo, luego interés y curiosidad. Mi primer viaje a dedo fue con un compañero, a quien también le conocí por couchsurfing. Viajamos por una gran parte de la costa peruana desde Tumbes (frontera con Ecuador) hasta Lima. Son alrededor de 1300 km. Hay que admitir que en ese momento el autostop no era necesario para mí, más bien fue un entretenimiento. Quería intentarlo, para saber cómo es. En Perú, los buses son baratos y es mucho más fácil viajar en bus porque las distancias son muy largas.

Haciendo dedo a las afueras de Antofagasta, Chile, febrero 2018.

El viaje más largo que hice mediante autostop fue en Chile y en el sur de Argentina (unos 4,5 mil kilómetros). Chile y Argentina son países bastante caros, y aquí el autostop fue para mí una necesidad. Viajé sola, y este viaje ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.

De hecho autostop es bastante adictivo. Cuando te acostumbras, ya no quieres saber nada de otros tipos de transporte!

Trabajo en línea

Trabajar en línea es probablemente el sueño de millones, pero pocos se atreven a hacerlo. Para mí fue un paso forzado, porque no es fácil encontrar un buen salario en Colombia mientras que la jornada laboral es muy larga (48 horas semanales, en lugar de 40 horas que la gente trabaja normalmente en mi país). Al final encontré maneras de ganar alrededor de 500 USD trabajando por el Internet desde cualquier lugar del mundo y sin salir de casa.

Ventajas:

  • horario libre
  • las ganancias dependen de las horas de trabajo,
  • puedes viajar,
  • no se gasta dinero y tiempo en transporte del trabajo al hogar.

Desventajas:

  • es necesario acceso al internet
  • las ganancias se varían mucho de un mes al otro
  • poca estabilidad económica
  • círculo social limitado
  • no hay beneficios (seguros, pensiones).

Excursionismo y senderismo

Antes me parecía que ir a acampar o subir cerros no era lo mío. Pensaba que estas actividades eran para las personas especialmente entrenadas, fuertes y experimentadas que habían sido deportistas desde cuando eran niños. En realidad no es el caso. Prácticamente todo el mundo puede hacer excursionismo (trekking), y sin duda practicar  senderismo (hiking) (excursionismo o trekking son salidas de varios días con comida y equipo para acampar; senderismo o hiking son caminatas de un solo día).

En el parque nacional Huerquehue, Chile, febrero 2018.

Lo principal de las dos actividades (hablamos de los niveles de dificultad que no necesitan preparación especial) es saber lo que quieres y no rendirte nunca. Comencé de a poco, subiendo pequeños montes y cerros en Colombia, luego hice mucho senderismo en Cusco (Perú), en Ecuador y, finalmente, en Patagonia y Río de Janeiro. Cada vez aprendes algo nuevo, tu cuerpo se endurece y fortalece.

Tomar la responsabilidad de tú propia vida

En teoría, cada uno de nosotros es responsable de sí mismo, pero cuando vivimos todo el rato en las condiciones habituales, en nuestro propio país o, específicamente, en la misma ciudad, a menudo no nos damos cuenta de esto. Tendemos a esperar que alguien más se haga responsable de nosotros.

Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, al menos en la cultura rusa. Muchas veces tendemos a esperar que vendrá una otra persona, probablemente el famoso príncipe azul en su caballo blanco, te tomará de la mano y de una forma milagrosa resolverá todos tus problemas.

El Cristo Redentor en Rio, mayo 2018.

Cuando te encuentras sola en un país extranjero, al otro lado del charco, llegas a comprender claramente que tú misma (y nadie más) decides que sucederá en tu vida. Tú misma tienes que resolver los problemas y ser responsable de tu salud, tu sobrevivencia y tu felicidad.

Es difícil, pero re-genial: no dependes de nadie, y en cualquier momento puedes armar tu mochila y marcharte. Estás en una posición de poder, no necesitas soportar a nadie ni acostumbrarte a nadie solamente porque dependes de esta persona o tienes miedo.

En otro país, es mucho más fácil entender eso y empezar a sentir que todo es posible. Aun así se puede abandonar la zona de confort sin salir del país. No es necesario ir a Sudamérica (o alguna otra parte del mundo) para aprender algo nuevo y cambiar tu destino. Yo lo hice, y mi vida se cambió de una forma inesperada. Comencé a vivir la vida con la que antes solo podía soñar. ¡Inténtalo tú también!

Поделиться:
No Comments

Post A Comment